gràcies per passar per ací

dimarts, 26 d’abril de 2016

SEGUIDORES DE SAN ISIDORO

Desde que hace un par de semanas oí la misma "historia" sobre el origen de la expresión "craso error" tenía previsto escribir sobre ello. Casualmente el hecho sucedió en Cartagena, ciudad en la que se cree nació san Isidoro de Sevilla al que se festeja hoy en el  santoral de la Iglesia y que fue primer estudioso español de etimologías en el siglo VI de nuestra era.
 La "historia etimológica" nos la contaron en el transcurso de las XII jornadas de Cultura Clásica.com y el primero que lo hizo fue un conocido escritor; el segundo un guía local. Ambos creen que el adjetivo de la expresión hace referencia a unos de los componentes del primer triunvirato formado por el propio Craso, Pompeyo y César. Según la explicación que nos dieron (y que se puede encontrar en internet) el fracaso de una campaña emprendida por el acaudalado Craso sería el motivo de hablar de un gran error al referirnos a él con el nombre del triunviro derrotado.
El amigo latinista Germán y yo misma nos miramos sorprendidos después de escuchar por segunda vez en dos días la supuesta explicación  y pensamos en la Lingua Latina de Örberg donde el adjetivo "crassus" es aplicado a Quintus, un niño con demasiado peso para una rama "tenuis" (delgada).  Por consiguiente en latín clásico tiene el significado de grueso que resulta evidente cuando se usa acompañando a la palabra error.
Que una etimología resulte ser ficticia no deja de ser una "contradictio in terminis" en toda regla. La palabra griega "ethymos" significa "verdadero" y cuándo estudiamos esa rama lingüística pretendemos arrojar luz sobre el significado exacto de los términos. 
 Como todo en esta vida tiene excusa, frente a la etimología científica, tenemos la popular y en ésta cabe de todo: también aquello que por repetirse acaba pareciendo cierto.
La verdad es que me cuesta creer que personas de letras den como válido aquello que podría no serlo, pero como ya decía Plinio: Nullum tam imprudens mendacium est ut teste careat" ("no hay mentira tan imprudente que carezca de testimonio") . 
Para quienes quieran conocer más sobre las etimologías de san Isidoro aquí dejo enlace interesante a un texto con versión doble: bilingüe etimologías.
Y otro enlace para los incrédulos como yo que piensan que se comete un error al considerar el origen "histórico" de craso error.



Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada